Galactus

Galactus (o el Devorador de Mundos) es uno de los antihéroes más brutales y siniestros de toda la historia del Universo Marvel.

Galactus es el único superviviente de un universo que existió antes del Big Bang. Nació como el humanoide Galan del planeta Taa, un mundo utópico de impresionantes logros científicos y sociales. Sin embargo, su universo sufría una enfermedad entrópica que impulsaba a la materia a contraerse mediante un "Big Crunch" en un solo punto del espacio en donde se compactaría formando un Huevo Cósmico.

En tiempos más o menos cercanos, Galactus amenazó con devorar el planeta Zenn-La, pero fue convencido por el nativo Norrin Radd para perdonarlo a cambio de convertirse en su nuevo heraldo. Galactus transformó a Radd en Silver Surfer (El deslizador plateado), suprimiendo su moral para que pudiese conducirle a mundos habitados cuando fuese necesario, como el planeta de los simbiontes o el planeta Kree Tarsis. Estela ayudó en una ocasión a terminar con la amenaza del señor de la guerra Kallreich el Inconquistable para consumir el mundo que había invadido.

Cuando Estela Plateada llevó a Galactus a la Tierra, Susan Storm logró reavivar los sentimientos de Norrin, convenciéndole para rebelarse contra su amo. Galactus se hubiese librado fácilmente de los 4 Fantásticos, pero Estela Plateada se le enfrentó y liberó una energía purísima, tanto que Galactus no la pudo soportar y murió.

Su único poder, es, aparte de su tamaño descomunal, puede controlar las radiaciones cósmicas.

   

Volver a página de inicio