Venom

Venom es el antihéroe (uno de los más clásicos) de la serie Spiderman.

Es de origen desconocido, pero todos coincidimos en que es verdaderamente un parásito, que se alimenta del cuerpo que posee en cada momento. Al vincularse con Spiderman en el pasado, es de lógica que mantenga un parecido con Spiderman tanto físico (en su aspecto en el traje rojo y azul), como en habilidades arácnidas. Destacan sus características diferencias físicas, como su aspecto más musculado, más fuerte y más tonificado, su naturaleza mucho más agresiva y violenta que Spiderman, y su boca más grande. Esta boca a menudo está repleta de afilados dientes y con saliva colgando, que le da un aspecto más salvaje y más despiadado.

Al principio se le describía y diseñaba como un ser solitario, mudo y con un ansia indescriptible por invadir, poseer, controlar y alimentarse de una persona cualquiera, pero esta descripción ha cambiado notablemente debido a un nuevo aspecto, que posee de voluntad propia para hacer lo que quiere y con una reciente capacidad de comunicarse mediante palabras.

Entre sus habilidades destacan su garantía de que el ser que posea dispondrá de los poderes de Spiderman, una fuerza muy sobrehumana,  puede camuflarse y tomar ilimitadas formas de forma limitada y el sentido arácnido de Spiderman no lo detecta, pero es muy débil frente a amenazas concretas, como el calor y los ultrasonidos.

                                                     

 

Volver a página de inicio